Plata con sabor a oro para las ‘Guerreras de la Arena Cadetes’

El Campeonato de Europa de Balonmano Playa Sub-16 ha concluido en Nazaré (Portugal) con el triunfo de los ‘Hispanos de la Arena Cadetes’ en la final masculina, primer oro para la base del balonmano playa español. Una medalla de oro que se une a la plata conseguida por las ‘Guerreras de la Arena Cadetes’ para confirmar este primer Europeo cadete como el campeonato más exitoso para España en categorías inferiores de balonmano playa.

Una muestra más del trabajo realizado con la base desde la Real Federación Española de Balonmano y los clubes de balonmano playa, que ha posibilitado a España llegar a 4 de 6 finales en las tres últimas citas continentales de categorías inferiores (Europeo Juvenil de Lorca 2014, Europeo Juvenil de Lloret 2015 y Europeo Cadete de Nazaré 2016) y conseguir 6 metales (1 oro, 3 platas y 2 bronces).

Plata con sabor a oro para las ‘Guerreras de la Arena Cadetes’
La selección cadete femenina llegaba a esta final tras resolver sus tres últimos partidos en el shoot-out con autoridad, por lo que la selección de los Países Bajos trató de evitarlos al máximo.

Las neerlandesas se llevaban el primer set con autoridad y comenzaban igualmente fuertes en los primeros compases del segundo, hasta que las españolas conseguían equilibrar fuerzas para llegar igualadas al final. Con empate a 18 en el electrónico y 20 segundos por disputarse, España hacía una gran defensa que le daba la oportunidad de tener la última jugada para forzar el shoot-out. Sin embargo, la portera neerlandesa detenía el lanzamiento hispano e inmediatamente lanzaba al arco español para anotar 2 puntos y dar la victoria definitiva a las suyas.

“Las jugadoras han salido nerviosas al partido y eso se ha notado, mientras que en el segundo set, a pesar del cansancio, hemos tenido oportunidad de forzar el shoot-out. Solo nos lo ha impedido un pequeño fallo en esa última jugada, pero no se puede culpar a nadie, las jugadoras han hecho un campeonato inmejorable” resume Carrasco.

“El equipo ha ido de menos a más en Nazaré, han ido creciendo y creyendo. Esta plata es solo el inicio para esta generación” continúa el seleccionador nacional, que también tiene un ojo puesto en el Mundial de 2017 y los Juegos Olímpicos de la Juventud de 2018. “Estas jugadoras tienen que seguir avanzando, ilusionarse con el balonmano playa e ir a todos los torneos que puedan ir” concluye.

Tras este fin de semana histórico para el balonmano playa español, todas las miradas se posan en las selecciones sénior, que comienzan su participación en el Mundial de Budapest (Hungría) el próximo martes.

Comentarios

Comentarios