El JS Hotels Cide se reinventa en Superliga femenina 2

El conjunto balear afronta una de las temporadas más complicadas de su historia, tras la necesaria renuncia a la categoría de oro del voleibol español, y tras no encontrar los apoyos económicos para afrontarla con garantías, el volei Cide tiene por delante la difícil misión de rehacer un maltrecho equipo debido a las bajas que se han producido durante estos meses.


Muchas de las jugadoras, brillantes campeonas de liga y copa, ha buscado salidas más atractivas al proyecto que podían disfrutar aquí. Algo totalmente normal puesto que la temporada pasada ha servido de escaparate para que los mejores clubes del España pusieran la mirada sobre ellas. Así pues la primera en salir fue María Antonia Gomila, líbero del equipo isleño, que ha recalado en el vecino Avarca de Menorca de la superliga. También Nuri de León emigra hacia Sant Cugat, otro superliga que se ha fijado en ella. Paula Pascual esta en proceso de abandonar la isla, a expensas de cerrar definitivamente su equipo de destino y Aina Munar, con toda probabilidad, recale en la concentración permanente de Voley Playa de la RFEVB, en Lorca. Tres de las cuatro juveniles que estuvieron rodando en la categoría de playa con el JS Hotels Cide, parten hacia otros destinos, una auténtica sangría para un club de élite, que ve años tras año como se le marcha el talento, encontrando fuera mej ores ofertas deportivas y económicas. Desde luego las Islas Baleares tienen un problema endémico en este sentido al que instituciones deportivas deben poner remedio. 


Si por si eso fuera poco, tanto Lauren Dickson como Lucrecia Dei-cas tienen difícil su continuidad en el proyecto. Recordemos que todas las jugadoras del equipo son amateurs, ambas parten hacia sus hogares, Estados Unidos y Argentina, y en principio las dos tienen muy difícil su vuelta, poniendo punto y final a su etapa deportiva en nuestro país.

Sin lugar a dudas todo un varapalo para el conjunto blanquirojo, que ve como de la noche a la mañana de tener la posibilidad de ascenso pasa a quedarse de nuevo en Superliga femenina 2 y a tener que reconstruir por completo su equipo, al perder más de la mitad de sus componentes. Sin duda se precisa una reflexión de todos, en especial institucional, viendo como agoniza un proyecto de gente mallorquina, que debemos exportar al exterior porque no encuentran su oportunidad en Mallorca. El Govern Balear es el único que apoya económicamente al club, con una aportación que se presume pequeña para la categoría en la que se juega, aporta ción que se ha reducido en los últimos 9 años al mínimo, pasando de 80.000€ a 15.000 la pasada compaña, si bien es verdad que en esta ha aumentado un poco hasta los 26.000€ aun lejos de esos 80.000€ que supondrían una normalidad en resto de comunidades autónomas. Ahora bien, donde se ve una mayor diferencia con respecto a los apoyos institucionales en el Ayuntamiento y Consell de Mallorca, en ninguna de los dos casos se aporta nada, y eso crea un agravio comparativo con tus adversarios, que todos reciben ayudas en ese sentido.

Incluso dentro de la misma comunidad vemos como el Usuaia Ibiza o el Avarca de Menorca reciben religiosamente ayudas de sus respectivos Consells insulares y ayuntamientos, mientras que el la capital de la comunidad la respuesta siempre es que no hay presupuesto. Durante estas semanas el club palmesano esta realizando una ronda de contactos con instituciones para mejorar esta situación, insostenible por otra parte, y aunque se ve buena disposición por parte de los responsables políticos, aun es necesario plasmar las conversaciones en algo positivo. En la parte privada los patrocinadores sí responden a las necesidades, JS Hotels seguirá un año más al frente del proyecto, aun pendientes de la firma definitiva, todo parece indicar la buena predisposición de la cadena hotelera mallorquina. También el Grupo Vidal apoyará a la entidad balear, al igual que ya ha hecho en las dos últimas campañas.


Pero el club no es un club que se rinda y ya esta trabajando en la adversidad para formar una nueva plantilla con garantías de cara a la próxima temporada. Se dará entrada a nuevas jugadoras de cantera y se intentará incorporar alguna otra jugadora para suplir las importantes bajar. De momento el club esta centrado en la búsqueda de entrenador para dirigir al equipo, Toni Figuera que ha ejercido esa función desde hace 27 años deja su labor por un tiempo debido a problemas de salud, mientras que David Pérez que ya ejerció de primer técnico durante la fase de ascenso, a declinado la oferta del club por motivos laborales. Centrándose ahora todos los esfuerzos en encontrar a la persona con el perfil más adecuado.

Comentarios

Comentarios