Tania Calvo y Helena Casas, séptimas en la velocidad por equipos

El equipo femenino español de velocidad, con Tania Calvo y Helena Casas, ha terminado en séptima plaza en la velocidad por equipos de los Juegos Olímpicos de Río, igualado el puesto logrado en los Mundiales de 2013 y 2015, y sólo un puesto de su mejor clasificación mundialista, en 2014. Por el contrario, Juan Peralta no superaba los 200 metros, terminando en el puesto 19 y finalizando su participación olímpica.

El primer objetivo de la dupla española era pasar el corte en la primera ronda y asegurarse el diploma. Y con un tiempo de 33.891 (19.261 en la arrancada de Tania Calvo) lo lograba. Ya habría tiempo de intentar mejorar la posición final en la segunda serie, con el tiempo de las canadienses francamente asequible (33.735) y el de las francesas, no demasiado lejos (33.625). Pensar en algo más osado ya no dependía de la actuación española, sino de un posible fallo de las rivales, que no se produciría.

Y en una serie en la que las chinas batían el record del mundo (31.928), España claramente mejoraba sus prestaciones con un tiempo de 33.531 (19.039 en el primer parcial), superando a Canadá, que marcaba 33.684, pero no a Francia, que nos ganaba por apenas 14 milésimas.

“Que rabia. Cuando ves que te ganan por más lo aceptas como algo lógico, pero cuando te quedas tan cerca… -comentaba Helena Casas-. En la primera ronda no hemos terminado de ir bien, pero después hemos cambiado desarrollos y hemos bajado tres décimas, pero no dependía de nosotros. Lo importante no es solo el resultado, sino saber que cada vez que salimos nos acoplamos mejor y que si mejoramos en aspectos como posición, aerodinámica, podemos estar más arriba”.

“Personalmente no me he visto mal en la primera serie -añadía Calvo-, aunque el tiempo no ha sido bueno porque esperábamos superar a Canadá. Pero lo cierto es que hemos mejorado bastante en la segunda y si, sí da rabia quedarte a tan poca distancia de Francia. Lo importante es el diploma, el objetivo que nos habíamos marcado. Ahora intentaremos hacerlo bien en el resto de pruebas”.

“Tenemos que estar muy contentos porque esto son unos Juegos Olímpicos no una romería. Un gran resultado , ya que se les ha hecho justicia a todo el periplo de cuatro años de mucho trabajo”, terminaba Salvador Meliá, seleccionador nacional.

La cruz del día fue para Juan Peralta en la velocidad. El navarro había advertido que el trabajo de cuatro años se podía ir al traste en 10 segundos, en el tiempo estimado en la clasificatoria de 200. Marcó 10.055, que no es una mala marca, pero que según avanzaba el torneo se revelaba como insuficiente para pasar el corte y entrar en los enfrentamientos directos de los 18 mejores. Así, el de Figarol terminaba 19º, a sólo 2 centésimas del alemán Maximilian Levy, en un torneo que comenzaba con dominio británico: Jason Kenny registraba un tiempazo de 9.551. Veremos como sigue esto mañana y acaba el domingo.

“Era algo que cabía dentro de las posibilidades ya que estos son unos Juegos y están los mejores de las mejores selecciones. Lógicamente quedarte a tan poco es un gran disgusto, porque creo que se habría merecido estar en una serie y haberlo intentado. Pero con este nivel es algo muy complicado”, valoraba el técnico español.

Sábado de keirin para las españolas

Volviendo con las féminas, la segunda prueba para alavesa y tarraconense será el keirin, que se disputa al completo mañana sábado, con el formato habitual: primera ronda y repescas en la sesión matinal (10:00 a 11:40, cinco horas más en España) y semifinales y finales en la vespertina (16:00 a 18:25). “Es la prueba más imprevisible de las tres que van a realizar, aunque un buen resultado sería que entrasen en semifinales”, analiza el seleccionador.

“Aunque el gran objetivo es la velocidad por equipos -precisaba Calvo- no descarto las otras dos pruebas, por el tipo de entrenamientos de potencia que he realizado. En el keirin depende de cómo compitas, de que te salga bien tu táctica, aunque muchas veces todo es la lotería”.

“El keirin es una prueba que siempre me ha gustado -añadía Casas-, aunque reconozco que es complicado y que depende de muchos factores. Pero después de haber corrido la velocidad por equipos, iré con menos presión y ojalá pueda entrar en semifinales y en la final.

Comentarios

Comentarios